Teresa de Mateo

Entrevistamos a nuestros residentes

Yo siempre utilizo tres palabras para que todo fluya: Amor, Humor y Respeto

¿Cuál es tu formación?

Soy Maestra de Educación Especial, Técnica Superior en Adaptación Especial y Técnica en Auxiliar de Enfermería.

¿Cuál es el trabajo de desarrollas aquí?

Supervisar todas las áreas de la residencia. Control de los menús de cocina, desarrollo del trabajo de las auxiliares, gestiono los problemas que surgen con los residentes… Soy un punto medio entre dirección y el resto de personal.

¿Siempre has trabajado en residencia de ancianos?

No. He trabajado con discapacitados y enfermos mentales. Con menores con riesgo de exclusión y también con niños.

Y con la experiencia que tienes, ¿qué es lo que más te gusta de la residencia?

El trato humano, la cercanía. Al ser una residencia pequeña los ancianos pasan a formar parte de tu vida y son casi tu familia.

Esta residencia humaniza el trabajo, y cuando estás trabajan a gusto se refleja en el trato hacia los ancianos.

La relación con los ancianos no es sencilla, así pues, ¿qué es lo que más te gusta?

Todos los trabajos con personas son complicados, yo siempre utilizo tres palabras para que todo fluya: Amor, Humor y Respeto.

¿Qué es lo que hace sonreír cuando vienes a trabajar?

Hay un buen ambiente laboral, nos llevamos muy bien y siempre hay risas y buen humor.

Yo siempre utilizo tres palabras para que todo fluya: Amor, Humor y Respeto

Yo siempre utilizo tres palabras para que todo fluya: Amor, Humor y Respeto